sábado, 17 de enero de 2009

ACIDO URICO Y TRATAMIENTO.


¿Qué es el Ácido Úrico?
El Ácido Úrico es un producto tóxico de desecho que proviene del metabolismo de nitrógeno en el organismo. El ácido úrico por tanto es el resultado de la degradación de las purinas. El ácido úrico se elimina principalmente por la orina. La concentración normal en sangre es 3,6 a 8,3 mg/dl (considerada normal por la Asociación Médica Americana) aunque se pueden encontrar niveles más bajos en los vegetarianos. Cuando tenemos un aumento de ácido úrico en sangre, se dice que sufrimos "hiperuricemia" o "gota".


Causas de la hiperuricemia o la gota.
Normalmente se piensa que las personas que padecen de esta afección, es porque cometen excesos alimenticios o consumen alcohol. Sin embargo, lo que determina el riesgo de sufrir gota o elevación del ácido úrico es principalmente el factor hereditario. Es por ello que el 1% de la población mundial ( y el 5% de las personas mayores de 65 años) tiene el nivel de ácido úrico aumentado, sin haber cometido excesos en cuanto a bebida o comida.



Esto hace que las personas que tengan un familiar con gota o hiperuricemia tengan mayor riesgo de sufrir la enfermedad. Se recomienda por tanto que las personas con antecedentes familiares de gota, se realicen un control analítico para ver los valores de ácido úrico en sangre.


Diferencias entre la Gota y la Hiperuricemia.
La Gota, afecta princiapalmente a hombres a partir de los 30 años y a mujeres a partir de la menopausia. La gota se caracteriza por un aumento de la concentración muy elevada de ácido úrico en la sangre. Cuando esto ocurre, el organismo no es capaz de eliminar por la orina (mediante la filtración en los riñones) los residuos de ácido úrico, y esto hace que se acumulen en forma de cristales en ciertas articulaciones. Las crisis de gota son por tanto una precipitación de ácido úrico en forma de cristal en una o más articulaciones. Esta afección de las articulaciones puede acabar produciendo una artritis crónica. En la imagen se ven las articulaciones que mayormente se ven afectadas.


En personas más de 40 años, suelen darse crisis que se reconocen por un intenso dolor artrítico que comienza en el dedo gordo del pie (podagra) (articulación metatarsofalángica), en las rodillas, en el tobillo y en otras articulaciones. Produce inflamación y es muy doloroso. Además, la gota y el aumento de ácido úrico en sangre, puede ocasionar un tipo de cálculos renales cuando el ácido úrico cristaliza en el riñón llamado nefropatía gotosa. Esta imagen de James Gillray (The Gout) refleja el tipo de dolor gotoso.

La Hiperuricemia como ya hemos dicho se caracteriza por un aumento en sangre por encima de 8mg/dl. Sin embargo este aumento no tiene necesariamente que estar acompañado por los síntomas anteriormente citados, sino que puede darse un aumento de ácido úrico leve, asintomático. Sin embargo cuanto más altas son las concentraciones de ácido úrico, mayores son las posibilidades de sufrir gota y de que aparezcan efectos secundarios como los citados.

Evolución y tratamiento.
La gota es una enfermedad crónica (dura toda la vida), por lo tanto, requiere un tratamiento regular y de por vida. El tratamiento busca evitar al máximo las complicaciones articulares y renales.



La base del tratamiento para evitar recaidas y crisis es:
El tratamiento médico (fármacos).
La dieta.
Hacer ejercicio.
Es importante seguir el tratamiento prescrito por su médico, ya que hoy en día disponemos de medicamentos muy eficaces para el control de la gota. El tratamiento mas antiguo que existe para las crisis de gota es la colchicina, tambien los AINES y los corticoides pueden utilizarse en las crisis, siempre bajo prescripcion facultativa.

Tanto el tratamiento de la hiperuricemia como de la gota también pasa por una dieta baja en ácido úrico. También se recomienda beber mucha agua ( mínimo 2l. al día de agua, zumos o leche).
Vamos a ofreceros una tabla de los alimentos permitidos y prohibidos en la dieta contra la gota, así como recomendaciones para una dieta baja en ácido úrico.

Alimentos Prohibidos
Pescado y marisco(lenguado, sardina, mariscos,anchoas, arenque, caballa)
Vísceras ( higado, riñones, corazón, mollejas)
Carnes ( cerdo, cordero, estractos de carne para caldos y sopas (cubitos o preparados)).
Grasas (nata, manteca,…)
Bebidas con alcohol, café, colas, etc
Alimentos Restringidos
Verduras ricas en purinas (Espinacas, espárragos, setas y champiñones, puerros, coliflor, rábanos)
Algunos Lacteos (natillas, cuajada, leche entera)
Dulces (chocolate, pasteles, tartas, bollería industrial…)
Salsas (mayonesa, ajoaceite,).

Alimentos Permitidos
Veruduras y hortalizas (en especial: zanahoria,zapallo, calabaza, zapallito de tronco, remolacha, apio,cebolla, ajo, papa, batata, nabo,berro, pepino, achicoria;especialmente el apio crudo en forma de ensalada.)
Cereales y Patatas (pan, trigo, harina, pastas, arroz, patatas)
Carnes (pollo, carnes con poca grasa)
Pescado blanco y huevos
Legumbres (una vez o dos por semana máximo)
Lácteos Desnatados ( queso, yogur, leche)
Frutas (en especial: platano, uvas, caqui, higos, higos secos, naranja, pomelo, mandarina, limón, sandia, melón)
Beber mucha agua (mínimo 2 litros)


Para tener siempre presente:
- Se sugiere que la dieta sea moderada en proteínas, alta en hidratos de carbono y pobre en grasas, ya que el ácido úrico deriva del metabolismo de las purinas, que son parte de las nucleoproteínas.
- La mayor parte de las proteínas provendrán de alimentos como quesos, leche, huevos y vegetales, que son pobres en nucleoproteínas.- Suprimir en consumo de mollejas y sardinas.
- Eliminar el alcohol de su plan de alimentación.- Aumentar el consumo de líquidos (3 litros diarios) para ayudar a eliminar el ácido úrico y reducir al mínimo la posibilidad de formación de cálculos.
- Si existiera sobrepeso, la reducción debe ser gradual.
- La aspirina está absolutamente contraindicada en la gota porque impide la excreción de ácido úrico por los túbulos renales, agravando la hiperuricemia.
- Ingerir alimentos con cantidad baja o moderada de grasa.

Glosario:
Las purinas se forman normalmente en el organismo durante la fase destrucción de las nucleoproteinas. En algunos casos, en particular en procesos de origen genético, entre los que está incluido la gota, tienden a acumularse y depositan el ácido úrico, que es una purina relativamente insoluble, en forma de sales que son los uratos, y estos tienen una forma de cristales alargados y puntiagudos que se clavan en los dedos de los pies y en otras articulaciones provocando un dolor en ocasiones muy intenso.
En hiperuricemias no muy severas la dieta unida a una buena hidratación (es decir tomando mucho agua) puede ser suficiente para alcanzar valores de ácido úrico dentro de la normalidad, pero en otras ocasiones cuando el metabolismo purínico está muy afectado, no sólo es necesaria la dieta sino que debe ir acompañada de tratamiento farmacológico.
El peso debe intentar mantenerse en unos valores que se puedan considerar saludables pudiéndose tomar como referencia de una forma general los valores medios del índice de masa corporal (I.M.C.) que se puede calcular en el apartado correspondiente.Donde sí se debe tener mucho cuidado es en el caso de personas obesas y que tengan hiperuricemia, que por otro lado no es tan infrecuente, puesto que una dieta muy hipocalórica puede elevar el ácido úrico y llevarnos a una crisis gotosa, en definitiva en la hiperuricemia se debe tener muy presente el hecho de que exista una obesidad pues el tratamiento debe ser no demasiado estricto en cuanto a la energía que debe tener la dieta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada