lunes, 23 de noviembre de 2009

10 MANERAS DE INCREMENTAR SU METABOLISMO 1ª. PARTE




Impulsar el metabolismo es la prioridad de los observadores de peso y profesionales del ejercicio en todas partes, pero la rapidez como su cuerpo quema calorías, depende de varios factores. Algunas personas heredan un metabolismo rápido. Los hombres tienden a quemar más calorías que las mujeres, incluso en reposo. Y para la mayoría de la gente, el metabolismo disminuye marcadamente después de 40 años de edad. Aunque usted no puede controlar su edad, género, o la genética, hay otras maneras de obtener una aceleración.


Construir el músculo
Nuestros cuerpos queman calorías constantemente, incluso cuando no estamos haciendo nada. Esta tasa metabólica en reposo es mucho mayor en las personas con más músculo. Cada libra de músculo utiliza alrededor de 6 calorías al día sólo para sostenerse a sí misma, mientras que cada libra de grasa quema sólo 2 calorías diarias. Esa pequeña diferencia puede añadirse con el tiempo. Además, después de un sistema de entrenamiento de resistencia, los músculos se activan en todo el cuerpo, aumentando su promedio de la tasa metabólica diaria.

• Cardio El ejercicio aeróbico no puede construir los músculos grandes, sino que puede acelerar su metabolismo en las horas después de un entrenamiento. La clave es presionar. El ejercicio de alta intensidad ofrece una más grande posibilidad, aumentando la tasa metabólica en reposo que los entrenamientos de baja o moderada. Para obtener los beneficios, se debe de ejecutar una clase más intensa en el gimnasio o incluir breves intervalos al correr durante su trote regular.
Beber más agua El cuerpo necesita agua para el proceso de las calorías. Si usted se encuentra, incluso ligeramente deshidratado, su metabolismo puede volverse lento. En un estudio, los adultos que bebían ocho o más vasos de agua al día quemaron más calorías que las que bebían cuatro. Para mantenerse hidratado, beba un vaso de agua o bebidas sin azúcar de otros antes de cada comida y merienda. Además, ingiera frutas y verduras frescas, que están llenas de líquido.
Liquidos extra frios
Las bebidas frías hacen que su sistema corporal, queme más calorías durante la digestión. La investigación sugiere cinco o seis vasos de agua estilo frozen, puede utilizar hasta 10 calorías extras al día. Eso puede no sonar a mucho, pero se suma a una libra de pérdida de peso al año - sin hacer dieta. Usted puede obtener el mismo beneficio por beber té helado o café.
Comer más a menudo Comer más seguido realmente puede ayudar a perder peso. Cuando usted come comidas grandes con muchas horas de por medio, el proceso en su metabolismo, se vuelve más lento. Tener una pequeña comida o merienda cada 3 a 4 horas mantiene su acelerador en el metabolismo, para quemar más calorías durante el transcurso de un día. Varios estudios han demostrado también que las personas que comen regularmente bajo este método, ingieren porciones más pequeñas.

lunes, 16 de noviembre de 2009

ALTERNATIVAS SALUDABLES


video


Los alimentos reducidos en grasas podrían tener más calorías

No sabotee su dieta con alimentos reducidos en grasas. Si está tratando de perder o mantener su peso, es importante pensar dos veces con respecto a las afirmaciones que figuran en los paquetes de los alimentos. Algunos comerciantes de alimentos adornan el frente de sus productos con la frase “REDUCIDO EN GRASAS”, esperando que usted piense automáticamente “REDUCIDO EN CALORÍAS”.

Es importante no realizar esta suposición. En muchos casos, los fabricantes utilizan jarabe de maíz para reemplazar las grasas que se extrajeron. (El jarabe podría otorgarle al producto la consistencia o el sabor que la grasa había suministrado). El resultado final: Un producto reducido en grasas que es casi idéntico en calorías a la versión del producto con el contenido total de grasas.

Su principal protección para no ser engañado: Las etiquetas con el informe nutricional. La próxima vez que esté a punto de adquirir un producto reducido en grasas, dé vuelta el paquete y compare el informe nutricional con aquel perteneciente a la versión tradicional con contenido total de grasas. Entonces comprobará por sí mismo si el producto tiene menos calorías.

Abandone el hábito de la dieta yo-yo

Hacer una dieta radical puede ayudarlo a perder peso en forma inmediata, pero seguramente no le hará nada bien a su cuerpo, su nutrición, su metabolismo, su salud o sus ganas de comer. En verdad, puede conducir a un aumento de peso por lo que se dice que las dietas estrictas provocan pérdidas de peso como un yo-yo. Las dietas yo-yo reducen el índice metabólico. Su cuerpo almacenará energía en lugar de quemarla y en realidad aumentará de peso.

En lugar de realizar este tipo de dietas, cambie sus hábitos. Recuerde que el metabolismo es en verdad un entrenamiento. ¡Nutra su cuerpo con alimentos más saludables y proporciónele un entrenamiento digestivo! Luego mantenga el resto del cuerpo en movimiento realizando ejercicio

Pizza, la manera más saludable de comerla
Aquí presentamos un pequeño secreto para usted: en aquellas ocasiones en que sea inevitable comer una rebanada de pizza, haga que esa porción sea un poco más saludable. Esta es una forma rápida de hacerlo, y aún así de disfrutarla:

Tome algunas servilletas de papel y absorba el aceite que se escurre de la pizza. ¡Evitará ingerir esas calorías y grasas adicionales!

Una forma simple de controlar su apetito

Es sencillo. Es simple. Es fibra dietaria

Existe un gran número de efectos notablemente saludables vinculados al consumo de fibra dietaria (puede proteger contra enfermedades cardíacas y algunos tipos de cáncer). Pero la fibra también es una herramienta necesaria para la pérdida de peso. La fibra lo mantiene con una sensación de saciedad por más tiempo y ayuda a controlar su apetito. Asimismo estabiliza sus niveles de azúcar en la sangre, lo cual resulta un factor de importancia para el mantenimiento de peso.

La fibra posee cero calorías. Si está tratando de perder peso y no consume la cantidad suficiente de fibra, tal vez no obtenga los resultados esperados.

Detener los antojos nocturnos
Comer de noche puede conducir a un grave aumento de peso, pero esto tiene más que ver con lo que escogemos comer a altas horas de la noche. Es más probable que por la noche tengamos a mano bocadillos que son una comida rápida, sencilla y sabrosa. Y en muchas cocinas, eso significa comida chatarra. Para romper el hábito de consumir comida chatarra por la noche, y las calorías no deseadas que trae consigo, pruebe las siguientes estrategias:
• Consiga y almacene bocadillos saludables que sean iguales de rápidos que la comida chatarra alta en calorías. Algunas elecciones saludables: coma un trozo de fruta, agregar crema batida a las bayas es bajo en calorías; palomitas de maíz bajas en grasa para microondas; gelatina sin azúcar.
• Tenga algo planeado de antemano si se considera un consumidor nocturno de bocadillos. Al ingerir una cena más liviana y saludable no se sentirá tan mal por comer un bocadillo liviano más tarde. Además ingerir comidas más pequeñas es bueno para su metabolismo.
• Beba más agua. Muchas personas a menudo confunden estar sediento con estar hambriento. Antes de consumir bocadillos, beba algo de agua o té verde descafeinado. El té verde suprime el apetito.

viernes, 6 de noviembre de 2009

MAS ALLA DE LA VOLUNTAD!







Insisto en la urgencia de que nuestra población sea consciente y responsable en el cambio de actitud en relación con el sobrepeso y la obesidad. La indiferencia, la comodidad, el desorden de prioridades, el sedentarismo y la malísima calidad alimenticia, actualmente se encuentra aniquilando vidas y llevando dolor, a quienes ya padecen alguna enfermedad; resultado de tanto descuido.

La semana pasada ingreso al gimnasio que yo administro, un cliente nuevo con 39 años de edad. Había sufrido un principio de derrame cerebral. Su estatura promedia 1.70, pero su índice metabólico basal se encuentra en obesidad grado extremo. Muy preocupado menciona su mal estilo de vida y el diario estrés que debe de enfrentar por sus obligaciones laborales. Una señora enfermera con 46 años de edad sufrió dos inicios de infarto, le salvo el tener dos años continuos de practicar en nuestro gimnasio, ejercicio cardiovascular; con ello su corazón estaba fortalecido muscularmente; de lo contrario la derivación de este problema hubiese sido muy trascendental, menciono su cardiólogo.

En cambio tengo un icono de una empleada publica, que transformo su figura en diez meses con la perdida de 80 libras de sobrepeso. La formula o la clave se llama determinación, disciplina, férrea voluntad, lo demás solo son pequeños aportes de quienes estamos detrás de sus objetivos.

Aquí es donde debemos de concientizar a las personas, que su asistencia al gimnasio no solo es para cambiar de imagen o la búsqueda de un perfil para revista. El famoso estrés es un asesino silencioso, fiel aliado de las ansiedades que deriva en presiones en el subconsciente; no existe válvula de escape, se adueña poco a poco de los grados sicológicos del ser humano y lo peor; asesta golpes irreversibles como muerte súbita, artritis, infartos, diabetes, depresión, jaquecas, algunos tipos de canceres, anorexia, bulimia, compulsión por comer grasas y cosas muy dulces, a la ves que margina del ejercicio a quienes día a día manejan sus vidas alrededor de el.

Visitar una cancha, salir de paseo a caminatas, asistir a un gimnasio, involucrarse en algún deporte, bailar aeróbicamente o andar en bicicleta al aire libre, en un periodo de tres veces por semana como minimo, significa quererse uno mismo. Nuestra autoestima quizás no va tan ligada a la vanidad, pero si a nuestros anhelos por vivir mas y mejor.

Es fácil sentarse en la pizzería, comer donuts al dos por uno acompañadas de sorbete, chocolate o café, pedir el combo King de hamburguesas, papas fritas y soda. La comida tradicional de las pupusas, pollo refrito, postres, pasteles y embutidos saturados de grasa, llamando a nuestro paladar. Un balde cervecero acompañado de boquitas de costilla, golosinas y frituras son las tareas del fin de semana, justificándonos que esa es la mejor manera de liberar el estrés de trabajo y de otras cosillas por allí.
Estoy en contra de los extremos y vivo con la realidad que nuestra pobre cultura, nos induce a frecuentar esos lugares de ves en cuando. La diferencia es, cuando las personas practicamos ejercicio y nos desligamos del sentimiento de la culpa.

Amigos cercanos, a veces me comentan que entre semana aparece alguna invitación de comer afuera de sus hogares y que ante una mesa llena de comida grasienta, han tenido la fuera de voluntad de comer lo mas rescatable y con porciones mas pequeñas. Esa forma de pensar proviene de una escuela llamada nutrición y ejercicio balanceado. Y si a alguien se le fue la mano y comió de todo y sobradamente, mis palabras son “Deja el mal sentimiento de culpa, porque tú haces ejercicio”; además, que no es de todos los días.

El paro cardiaco, la diabetes, las embolias cerebrales, los problemas en rodillas y columna, el cáncer y otros padecimientos relevantes, se encuentran siempre a la espera de arremeter, contra quienes día a día, siguen bajo la indiferencia de no hacer nada por sus vidas. Espero amigo lector que este no sea su caso, y si lo es, aun es tiempo de cambiar.