viernes, 25 de diciembre de 2009

SE ENCUENTRA USTED ENTRENANDO O PRACTICANDO ALGUN DEPORTE COMPULSIVAMENTE?



Quienes acuden a los gimnasios o practican deportes incluyendo el salir a correr, a veces se encuentran mal orientadas por falta de información. Como sus objetivos principales, algunas personas inician sin mayor conocimiento, un programa de ejercicios, para una pérdida de peso o verse corporalmente mejor. Estas metas quieren lograrlas como tronarse los dedos, no importando las consecuencias.
Aunque el ejercicio es parte de una manera segura y saludable para controlar el peso, muchas personas pueden tener expectativas poco realistas. Nos bombardean con imágenes a través de los comerciales, de cual debería de ser el cuerpo ideal: joven, con buenas curvas y delgada para las mujeres, fuertes y musculosos para los hombres.


Para tratar de alcanzar estos ideales irrazonables al estilo consumista hablando, la gente puede recurrir a las dietas o entrenar sin limites, sumados a trastornos alimentarios como la anorexia y la bulimia.


Algunas personas creen que los resultados de las dietas en exceso y entrenar dos o tres horas, producirá el milagro para lograr esos objetivos. Grave error.



Muchos jóvenes inexpertos practican ejercicios cardiovasculares en bandas, elipticas, spinning, aeróbicos, entre otros, sin precisar su frecuencia cardiaca. Esto expone a su corazón a sobrepasar las pulsaciones al maximo, llegando a la zona de peligro. Una persona que nunca se ha sometido a una evaluación cardiaca y que teniendo un problema congénito de cardiopatía hipertrófica, entrenando de esa manera, puede morir súbitamente.


El cuerpo necesita la actividad, pero también necesita descansar. Exceso de ejercicio puede conducir a lesiones, como fracturas y torceduras musculares.

¿Es usted un deportista sano?
El Salvador Fitness recomienda que los adolescentes practiquen no mas de 75 minutos del día en forma moderada a vigorosa de cinco a seis días por semana.

Los expertos dicen que en repetidas ocasiones el ejercicio más allá de los requisitos para una buena salud, es un indicador de comportamiento compulsivo.

Si usted está preocupado acerca de sus hábitos de ejercicio propio o de un amigo, hágase las siguientes preguntas:

• Forzarse a si mismo a hacer ejercicio, aun cuando usted no se siente bien?
• Prefiere ejercercitarse en lugar de estar con los amigos?
• Se incomoda demasiado si se olvida de practicar su sesión de ejercicios?

• Ejercitas de acuerdo a la cantidad que comes?

• Tiene problemas para mantenerse pasivo, porque piensas que no estás quemando calorías?

• creer que va a aumentar de peso si se salta el ejercicio por un día?


Si la respuesta a cualquiera de estas preguntas es sí, usted o su amigo puede tener un grave problema. ¿Qué debe hacer?

Cómo Obtener Ayuda
Lo primero que debe hacer si sospecha que usted es un deportista compulsivo es obtener ayuda. Habla con tus padres, un médico, un maestro o un consejero, un entrenador, o de otro adulto de confianza. El ejercicio compulsivo, sobre todo cuando se combina con un trastorno de la alimentación, puede causar problemas de saludes graves y permanentes, y en casos extremos, la muerte.

Puesto que el ejercicio compulsivo está estrechamente relacionado con trastornos de la alimentación, la ayuda tambien se puede encontrar escribiendo a nuestro Blog.

Departamentos de educación física de su escuela o colegio, también pueden tener programas de apoyo y asesoramiento disponible. Pregúntele a su maestro, entrenador, o el consejero de recomendar a las organizaciones locales que pueden ser de ayuda.

También se debe programar un chequeo con un médico. Debido a que nuestros cuerpos a través de tantos acontecimientos importantes durante la adolescencia, chicos y chicas que tienen problemas de ejercicio compulsivo, necesita ver a un médico para asegurarse de que se están desarrollando normalmente. Esto es especialmente cierto si la persona también tiene un desorden alimenticio.

Una condición que afecta a las niñas que hacen ejercicio en exceso y limitar su alimentación a causa de su deporte, puede ser una causa para dejar de tener su período menstrual. La ayuda médica es necesaria para resolver los problemas físicos relacionados con el exceso de ejercicio antes de que causen daños a largo plazo para el cuerpo.

Hacer un cambio positivo
Los cambios en la actividad de cualquier tipo - para comer o dormir, por ejemplo - a menudo puede ser una señal de que algo anda mal en su vida. Adolecentes que hacen ejercicio compulsivamente pueden tener una imagen distorsionada de su cuerpo y la baja autoestima. Pueden verse a sí mismos como el sobrepeso o fuera de forma, incluso cuando son en realidad un peso saludable.

Hacen ejercicio compulsivo necesidad de buscar ayuda profesional por las razones descritas anteriormente. Pero también hay algunas cosas que usted puede hacer para ayudar a tomar las riendas otra vez:

• Trabajar sobre la modificación de su autocontrol diario hablar. Cuando se mira en el espejo, asegúrese de encontrar al menos una cosa buena que decir sobre sí mismo. Ser más conscientes de sus atributos positivos.

• Cuando usted se ejercita, concentrese en las cualidades positivas, aumentando su estado de ánimo.

• Tómese un descanso. Escuche a su cuerpo y darse un día de descanso después de un entrenamiento duro.

• Controle su peso haciendo ejercicio y comer porciones moderadas de alimentos saludables. No trate de cambiar su cuerpo en una forma poco realista. Hable con su médico, dietista, entrenador, preparador físico, u otro adulto sobre lo que un peso corporal sano es para usted y cómo desarrollar una alimentación sana y hábitos de ejercicio.


El ejercicio y los deportes son para divertirse y mantenerse saludable.




No hay comentarios:

Publicar un comentario